La nueva ley hipotecaria ha beneficiado a muchos compradores. Sobre todo, en cuanto a gastos y costes de constitución y cancelación de la hipoteca. Ahora es el banco quien paga la mayoría de los gastos hipotecarios, dejando al consumidor sólo el pago de la tasación. En algunos casos incluso, el banco también asume este coste. Entonces, si todo es tan bonito, ¿por qué 6 de cada 10 jóvenes afirma que la nueva ley hipotecaria no les ayuda a la hora de comprar vivienda?

Encuentra un piso a tu medida

Nueva ley hipotecaria, ahorro y juventud: 3 malos aliados

Los datos del V estudio de Casaktua.com constatan que el 61% de los jóvenes entre 25 y 35 años, reconocen que la nueva ley hipotecaria no les beneficia a la hora de comprar piso. Pese a que la ley beneficia a los compradores en muchos aspectos, también es cierto que ha hecho endurecer las condiciones de concesión. Y en eso, los jóvenes, son los que más perjudicados han salido.

La nueva ley hipotecaria exige que se estudie más profundamente la solvencia de cada cliente. Para ello las entidades miran la capacidad de ahorro actual y futura. Debido a los bajos salarios, los jóvenes de hoy en día pueden ahorrar más bien poco. Si a esto le sumamos el hecho de que muchos contratos son temporales, por obra y servicio o de prácticas, el banco no ve viabilidad futura en las operaciones. La consecuencia es que los jóvenes no pueden acceder a una hipoteca.

Nueva ley hipotecaria

¿Precio de la vivienda inasequible?

El mismo estudio asegura que el 87% de los jóvenes considera que, pese a la nueva ley hipotecaria, se están cometiendo los mismos errores del pasado. Incrementos continuados del precio del alquiler y de compra. A ello se le tiene que sumar el factor de los bajos salarios que perciben. El resultado es que más de la mitad de los jóvenes no encuentra un piso que pueda pagar.

Alquiler forzado: Una consecuencia de la nueva ley hipotecaria

Un 36% de los jóvenes afirma estar buscando vivienda. Un 20% en propiedad y un 16% en alquiler. Sin embargo, cuando se pregunta a los que se han mudado de alquiler, el 62%afirma haber preferido comprar piso. Si no lo han hecho entonces, no es precisamente por falta de ganas.

Podríamos afirmar pues, que el difícil acceso a una hipoteca ha obligado a más de la mitad de los jóvenes a vivir de alquiler. Si el alquiler está desorbitadamente alto, la capacidad de ahorro de los jóvenes difícilmente mejorará. Y aunque la cuota hipotecaria sea más barata que un alquiler, la nueva ley hipotecaria seguirá sin permitirles el acceso a un piso de propiedad.

Precio de la vivienda

El estudio concluye que un 53% de los jóvenes busca pisos por un valor inferior a 150.000€. Del resto un 23% los busca entre 150.000€ y 200.000% y los demás los buscan por encima de los 200.000€ o por debajo de los 50.000€. Si nos fijamos en los precios de las grandes ciudades, conseguir una vivienda al precio que piden los jóvenes, es una ardua tarea, aunque no imposible. Sin embargo, en algunas zonas más alejadas de la ciudad se pueden encontrar gran variedad de inmuebles a precios realmente competitivos.

Si eres joven y quieres comprar piso, no dejes que la nueva ley hipotecaria te amargue el día. Nuestro departamento de hipotecas está dispuesto a luchar para conseguir las mejores condiciones hipotecarias tengas la edad que tengas. Never give up!

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍