Cuando decides poner en alquiler tu vivienda, es muy frecuente tener una duda: ¿la gestión de alquileres la hago como particular o como agencia? Hay ventajas y desventajas por un lado y por el otro, es importante pensar en las opciones y ver cuál es la que más te puede compensar.

¡Alquila tu piso con un 0% de morosidad!

En el blog de hoy veremos las ventajas e inconvenientes de alquilar como particular y a través de una agencia inmobiliaria. ¡Empecemos!

Gestión de alquileres como particular

Ventajas de la gestión de alquileres como particular

Ahorro económico

Al alquilar tu vivienda como particular, sin la agencia como intermediaria, te ahorrarás las comisiones de la inmobiliaria. Muchas veces puedes incluso ahorrarte uno o dos meses de alquiler, debido a los altos honorarios.

Como veremos más adelante, es un problema, ya que los precios de la gestión inmobiliaria no están regulados y pueden llegar a ser bastante abusivas.

Desventajas:

Gestionar problemas con el inquilino

Uno de los grandes inconvenientes es que tendrás que afrontar y lidiar solo con todas las incidencias con el propietario. Desde pequeños problemas a grandes como impagos de alquiler.

Tienes que contar con que el inquilino cumplirá con sus obligaciones y hará las reparaciones que tenga que hacer en la vivienda. Si fuese el caso contrario, tendrías que ocuparte de todos los asuntos legales sin ningún tipo de orientación.

Si tienes suerte y no tienes ningún problema grave con el inquilino, aún así tendrás que estar pendiente de si surge cualquier cosa, ya que no hay intermediarios.

Falta de orientación

Sin la orientación de una inmobiliaria y sin conocimientos del sector, es bastante complicado poner un precio de la renta por tu cuenta. Es importante poner un precio que se ajuste al mercado, sobre todo con la nueva ley de regulación del precio de alquileres establecida en Cataluña.

gestión de alquileres

 

Gestión de alquileres con agencia inmobiliaria

Ventajas de la gestión de alquileres con agencia inmobiliaria

Asesoramiento

Si contratas una inmobiliaria, tendrás asesoramiento en todo momento, desde el precio que poner a la vivienda a la elección de los inquilinos. La agencia se encargará de que tengan perfiles solventes y te asesorará ante cualquier incidencia o problema legal que pueda surgir durante el arrendamiento.

Además te ayudará con el contrato de alquiler para que consten todos los puntos y te asesorarán en la firma con el arrendatario.

Intermediación y mediación

Una de las grandes ventajas es que la inmobiliaria gestionará por ti todas las incidencias y dudas que puedan surgir con el inquilino. Desde el principio con los cambios de suministros a cuestiones más graves como impagos de alquiler.

Todas estas gestiones suponen estar pendiente de lo que sucede con tu otra vivienda. Así que contratar una inmobiliaria te permite estar más tranquilo y ahorrar mucho tiempo.

Marketing en los portales

Si contratas a una agencia, tendrás la ventaja que, como profesionales, contarán con mejores herramientas y tarifas en los portales. Al anunciarlo con la inmobiliaria, el piso llegará a más gente porque podrán promocionarlo, destacarlo y ponerlo en más portales. Además, también se encargarán de gestionar las visitas, para que no tengas que estar pendiente de las solicitudes para visitar el inmueble.

Desventajas:

Honorarios no regularizados

Uno de los grandes problemas de las agencias es que las comisiones por el alquiler de una vivienda no están reguladas, es decir, que puedes encontrarte todo tipo de tarifas.

Lo más habitual que es al propietario le cobren entre un 8-10% de la renta anual por la gestión y al inquilino 1 o 2 meses de alquiler como honorarios de agencia y, ahora, pueden llegar a pedir hasta el 10% de la renta anual.

Desde Housfy sabemos que son pagos muy altos y difíciles de asumir en muchas ocasiones. Por eso nosotros, desde Housfy Alquileres, ofrecemos a los propietarios una cuota de 50€ mensuales por gestionar y mediar con los inquilinos pero también incluye un seguro de impago de alquiler. Este seguro te cubriría en caso de que el inquilino no cumpla con los pagos y se encargaría de toda la parte legal.

Prácticas abusivas e intrusismo

Es muy importante que si decides trabajar con una inmobiliaria, te asegures que el intermediario está colegiado. Actualmente te puedes encontrar con personas que se hacen pasar por asesores inmobiliarios y no siguen las normativas de la LAU, con ello tanto inquilinos como propietarios pueden tener graves problemas para recuperar el dinero que han invertido.

Si quieres poner tu vivienda en alquiler y olvidarte de las comisiones, no dudes en contactar con nuestro equipo de Housfy Alquileres. Te ayudaremos a alquilar tu casa y nos ocuparemos de todo el proceso y mediación con el inquilino.

¡Alquila tu piso con Housfy!

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍