Aunque la vivienda es un derecho, desde la crisis del 2008, para algunas familias españolas se convierte en un privilegio inalcanzable. El alquiler social, gestionado por el Fondo Social de Viviendas junto a entidades bancarias españolas, pretende ayudar a estas familias a alquilar una vivienda digno. 

Alquila tu piso con Housfy

¿Qué es el alquiler social?

El Gobierno, para dar solución a la situación creada por la crisis, estableció un plan de viviendas de alquiler social que pretende asegurar la vivienda a todas aquellas familias que están en riesgo de exclusión social

Este plan sigue activo a día de hoy debido a que muchas familias siguen necesitando un hogar para no estar en la calle. Y lamentablemente, en la actualidad se dan muchas solicitudes para estas viviendas en alquiler social.

Las viviendas se conceden a través de las entidades bancarias del país. Y son ellas mismas las que analizando las características del inmueble las adaptan a los perfiles de los solicitantes. Este alquiler de bajo coste es adjudicado a aquellas personas que cumplan con los requisitos para alquilar un piso establecidos.

¿Quiénes pueden solicitar este alquiler?

La solicitud para las viviendas sociales está pensada especialmente para familias que se habían quedado sin hogar por no poder hacer frente al préstamo hipotecario. Pero otro conjunto de personas también pueden optar a las viviendas sociales, siempre y cuando sean mayores de edad con nacionalidad española o con un permiso de residencia permanente. 

Los grupos de personas que pueden solicitar al fondo social de viviendas desde el año 2007 un alquiler social son:

  • Personas que estén en procedimiento de ejecución hipotecaria sin haber sido desalojadas.
  • Familias desalojadas por impago de hipoteca.
  • Personas que no han abandonado la vivienda y han realizado una dación en pago.
  • Familias que hayan perdido su inmueble por un desastre natural.
  • Personas con viviendas que deben ser destruidas o remodeladas.
  • Familias que han perdido su hogar después del año 2008.
  • Personas jóvenes universitarias de menos de 35 años que no tengan los ingresos suficientes para optar a una vivienda digna.
  • Personas con familias conflictivas o víctimas de violencia de género o violencia doméstica.

¿Cuál es su valor?

Debido a su origen, el alquiler social es más barato que los alquileres de viviendas. Su coste va desde los 150 a los 400 euros. Eso sí, nunca debe superar el 30% de los ingresos familiares anuales. Además, el precio de alquiler establecido no dependerá de territorios, es independiente a la zona geográfica que pertenezca.

¿Cuánto dura el alquiler de viviendas sociales?

El alquiler social cuenta con una duración máxima de 2 años fijado por un contrato de arrendamiento. Este plazo puede aumentarse hasta los 7 años cumpliendo todos los requisitos que el fondo social de vivienda ha establecido. Algunos de estos requisitos son que la condición de la familia no mejoré y que aún la familia cumpla con los requisitos para solicitar el alquiler social. Esta vivienda social puede convertirse en hogar permanente, pero debe estudiarse caso por caso y ver las posibilidades y la situación de cada familia.

¿Cuánto se tarda en aceptar la solicitud y obtener la vivienda?

Una vez realizada la solicitud, se tarda entre 6 meses a un año en tener acceso a ese alquiler social. Pero, si la situación de la familia es crítica los procedimientos se aceleran para que puedan acceder a la vivienda lo antes posible.

En este procedimiento la Seguridad Social o los Servicios Sociales realizan un informe que pasará a la entidad bancaria para ser aprobado. Después se pasa a la adjudicación del nuevo hogar de la familia.

¿Cuál es el procedimiento del alquiler social?

Alquilar este tipo de viviendas sociales sigue los mismos pasos que alquilar un piso en cualquier ciudad española. Aunque se debe detallar algunas condiciones peculiares: 

  • El alquiler debe estar entre los 150 y los 400 euros, sin superar el 30% de los ingresos mensuales.
  • El contrato de arrendamiento debe contar con una duración máxima de 2 años.
  • La vivienda en alquiler social puede llegar a convertirse en hogar estable.

Requisitos para solicitar un alquiler social

Estos son los requisitos que se deben cumplir si se quiere acceder al alquiler de vivienda social en 2021:

  • Los ingresos no pueden superar 3 veces del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). En 2021 este indicador está en torno a los 500 euros mensuales.
  • Formar parte de una familia con hijos menores de edad.
  • No poseer ninguna vivienda.
  • Ser mayor de edad con nacionalidad española o con permiso de residencia permanente.
  • Si formas parte de una familia monoparental, debes tener a tu cargo al menos 2 hijos menores de edad.
  • Contar con un miembro con discapacidad hasta un 30% en el núcleo familiar.
  • Estar jubilado con deudas hipotecarias más altas que las prestaciones.
  • No cobrar ningún tipo de ingresos o haber agotado el total de las prestaciones.
  • Contar con una persona víctima de violencia de género en la unidad familiar.

¿Dónde solicitar un alquiler de vivienda social?

El interesado en el alquiler social deberá de dirigirse a la entidad bancaria o caja de ahorro correspondiente. Algunas de los bancos y cajas de ahorro donde puedes hacer la solicitud son:

  • BBVA
  • Banco Sabadell
  • Caixabank
  • Banco Santander
  • Bankia
  • Bankinter
  • ING Direct
  • Kutxabank
  • Deutsche Bank
  • Ibercaja

Al presentar la solicitud, las entidades estatales harán un informe de la situación de la persona o núcleo familiar y lo derivarán al banco correspondiente para que apruebe el alquiler social.

Beneficios del alquiler social

El beneficio principal es contar con un hogar para poder vivir en familia a pesar de estar en una situación vulnerable con un nivel de ingresos familiares anuales bajos. Otro de los beneficios que cabe destacar es la opción de poder hacer frente a la deuda hipotecaria más fácilmente llegando incluso a tener acceso a diferentes descuentos si la entidad financiera lo acepta.

De modo que, el alquiler social es una opción extraordinaria para aquellas familias que no pueden hacerse cargo de una vivienda y están en riesgo de vulnerabilidad. El proceso de alquiler de vivienda es sencillo ya que solo tendrás que ir a una de las entidades bancarias nombradas anteriormente y realizar la solicitud formal.

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍