Rescindir un contrato de alquiler por fuerza mayor, ¿es posible?

rescindir-un-contrato-de-alquiler-por-fuerza-mayor

Sabemos que una de las cuestiones que más incertidumbre causan a los propietarios de alquileres es bajo qué circunstancias se puede finalizar un contrato de alquiler. Este es un asunto del cual hay que estar muy bien informado si se es casero de una vivienda. Por ello, en Housfy Alquileres te damos a continuación todos los detalles sobre la rescisión de un contrato de arrendamiento para que alquilar un piso de forma segura sea una actividad sencilla y sin complicaciones. Además, en este artículo nos centramos en una de sus variantes más peculiares: rescindir un contrato de alquiler por fuerza mayor. ¡Empecemos!

¡Alquila seguro y cobra cada mes!0% morosidad. Nos hacemos cargo si el inquilino no paga

¿Qué es rescindir un contrato de alquiler?

Si aún no estás familiarizado con los conceptos del mundo del alquiler, puede que no te suene el concepto de rescindir un contrato de alquiler. Este no es más que un concepto que significa poner fin al contrato de arrendamiento. 

Para finalizar este acuerdo entre las dos partes se deben cumplir los plazos y requisitos que la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por un lado, se puede anular un contrato de alquiler una vez firmado por parte del inquilino siempre y cuando hayan transcurrido al menos 6 meses desde que se firmó este. Por otro lado, rescindir contrato alquiler por necesidad del arrendador es más complicado y este debe atenerse a los requisitos que marca la LAU, ya que si no es así se produciría un incumplimiento de contrato de alquiler.

Casos en los que un propietario puede finalizar un contrato de alquiler

Como te decíamos, existen una serie de requisitos para rescindir contrato de alquiler por parte del propietario, los cuales vienen marcados por la LAU. Estos casos en los que el propietario del inmueble puede finalizar el acuerdo con su inquilino antes de tiempo son los siguientes:

  • Impagos en las rentas o en los suministros.
  • Subarrendamiento de la vivienda.
  • Impago de la fianza del alquiler.
  • Cesión del inmueble sin previo aviso al propietario.
  • Obras, reformas o modificaciones de la vivienda sin consentimiento del arrendador.
  • Práctica de actividades insalubres, molestas o peligrosas o ilegales en el alquiler.
  • Cuando la vivienda ya no sea la residencia habitual del inquilino.

Además, si el arrendador necesita la vivienda alquilada para su propio uso o el uso de un familiar de primer grado de consanguinidad, se puede rescindir un contrato de alquiler antes del vencimiento y recuperar el inmueble. Esta especificación que nos proporciona la LAU en la rescisión del contrato aplica también para cónyuges en caso de que haya una sentencia de divorcio o nulidad matrimonial o en caso de que se tengan hijos adoptivos.

¿Se puede rescindir un contrato de alquiler por fuerza mayor?

Pero, debes saber que el inquilino de tu vivienda alquilada también puede poner fin al contrato de alquiler y lo puede hacer por causas de fuerza mayor. Esto es debido a que se entiende como una causa de fuerza mayor aquellos sucesos que no se pueden prever y que son inevitables, según se indica en el artículo 1.105 del Código Civil.

Esta manera de finalizar el contrato de arrendamiento por parte de los inquilinos ha tomado relevancia especialmente tras la crisis derivada por la pandemia, donde los arrendatarios se acogían a una cláusula denominada rebus sic stantibus, mediante la cual los contratos de alquiler de larga duración pueden finalizarse siempre y cuando ocurran circunstancias que alteren las condiciones establecidas en el acuerdo firmado por propietario e inquilino.

Así, estas circunstancias para acogerse a la cláusula rebus sic stantibus pueden ser las siguientes:

  • En caso de que se produzcan circunstancias inevitables e imprevisibles, como sucedió con la pandemia.
  • Si tiene lugar una situación en la que se dejan proporcionar las prestaciones entre arrendador y arrendatario durante un periodo de tiempo continuado.
  • Cuando se produce una ausencia de dolo y culpa. Es decir, cuando no se produzcan acciones ilícitas de manera deliberada en el arrendamiento o acciones ilegales sin intencionalidad.
  • Siempre que se haya actuado de buena fe y se haya mantenido un proceso de negociación previo.

Empezar a alquilar con la ayuda de expertos

Rescindir un contrato de alquiler por fuerza mayor es una manera de finalizar un arrendamiento bastante desconocida para aquellos que están pensando en alquilar una vivienda. Para que esto no suceda y evitar problemas, lo mejor es conocer bien la legislación que rige los alquileres o contar con expertos en la materia que puedan ayudarte ante estas situaciones. 

En Housfy Alquileres contamos con un equipo de profesionales que estará a tu lado de principio a fin, gestionando contigo todos los trámites para alquilar una vivienda gracias a nuestro servicio de gestión integral de alquileres. Además, si aún no te has decidido a alquilar tu piso, ponemos a tu disposición nuestra calculadora de rentabilidad del alquiler para que descubras de manera gratuita el rendimiento de tu arrendamiento. ¡No lo dudes y contáctanos para conseguir un alquiler seguro!

INFÓRMATE GRATIS

Calcula tu hipoteca online y gratis 📈Utiliza nuestro simulador de hipotecas y descubre la cuota mensual
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

2 Comentarios

  1. Santiago 19 de octubre de 2022
    • Housfy 24 de noviembre de 2022

Deja una respuesta