¿Cómo calcular IPC y saber su impacto en el precio del alquiler?

cómo-calcular-el-ipc

El IPC o también llamado Índice de Precios al Consumo es el indicador más conocido y más utilizado para calcular el precio del alquiler de un inmueble para establecer un precio que sea justo, tanto para el arrendador como para el arrendatario, es decir, para las dos partes que quieren alquilar una vivienda. En este artículo queremos explicarte cómo calcular el IPC y su impacto en el alquiler.

¿Cuánto vale mi casa?Realiza la valoración online y gratuita de tu vivienda en pocos minutos

¿Qué es el IPC?

El IPC es un indicador que mide la subida del coste de la vida año tras año, y sirve para determinar un precio de alquiler justo para una vivienda, entre otras funciones. Tiene en cuenta elementos como el precio de la gasolina, la comida, la educación, etc.

El Instituto Nacional de Estadística hace una estimación de una posible cesta de la compra de una familia española y compara mes tras mes el precio de esta. En el caso de que el precio haya subido, el IPC será positivo. En el caso que los precios hayan bajado, el valor del IPC será negativo.

Si el nivel de vida ha subido considerablemente durante un año (IPC positivo) y coincide con la renovación del contrato, es posible que el precio del alquiler sufra una subida de precio.

Cómo calcular el IPC y el impacto en un alquiler

No es obligatorio utilizar el IPC para calcular el precio de un alquiler, ya que si el propietario y el inquilino llegan a un acuerdo, el precio puede ser el mismo año tras año. En el caso de que se decida usar el IPC para actualizar el precio del alquiler, se deberá hacer cada vez que el contrato expire y comience uno nuevo.

Existen pisos con un contrato de alquiler de 6 meses, de un año, de 5 años, etc. Por lo tanto, hasta que el contrato no finalice y se decida comenzar uno nuevo, no se podrá aplicar el aumento de precio del IPC. A no ser que el arrendador haya incluido una cláusula concreta en el contrato conforme el IPC se revisará anualmente. Esto es importante que lo recuerden aquellos que no sepan cómo hacer un contrato de alquiler debido a que esta información deberá constar en ese documento

Una vez llegado el momento de calcular el IPC, se deberá hacer empleando los datos del mes anterior. Es decir, si el contrato se renueva en abril, deberemos apoyarnos en los datos de IPC de marzo para hacer los cálculos.

Fórmula para calcular el IPC

Puedes encontrar en internet el valor del IPC y cuánto ha subido o bajado cada mes. La página web del Instituto Nacional de Estadística (INE) tiene un calculador, mediante el que puedes descubrir el precio de tu alquiler teniendo en cuenta esta variable.

Esta es la fórmula para calcular el IPC y el cambio en el precio de alquiler según el IPC:

(Renta del alquiler x (100 + %IPC)) / 100

Si por ejemplo tu alquiler es de 900 € y buscas por internet la actualización del mes anterior del IPC y te aparece que ha tenido un aumento del 1’2, deberías añadir al precio 10’80 € más:

900 x (100+1’2) / 100 = 910’80 €

El IPC es la mejor manera de calcular el precio justo tanto para el propietario como para el arrendatario. Esto es debido a que asegura que el precio del alquiler estará de acuerdo con el coste de la vida actual en cada momento.

¿Es obligatorio utilizar el IPC para calcular el precio de alquiler de una vivienda?

Como hemos mencionado anteriormente, no es obligatorio usar el IPC para calcular el precio de una vivienda. Además, también es legal hacerlo a no ser que se haya indicado previamente en el contrato de alquiler.

Peero, es recomendable emplear el Índice de Precios al Consumo para asegurarte de que el precio es justo en todo momento para ambas partes. También sí, se está de acuerdo con la subida o bajada de precios anual.

En el caso de que se decida no utilizar el IPC para actualizar el precio del alquiler y que, por lo tanto, no se haya incluido esta cláusula en el contrato, pueden ocurrir dos cosas:

  • Que el valor del IPC sea negativo: Usando el IPC, el arrendatario comenzaría a pagar menos de alquiler, pero como no se utiliza el cálculo a través de este índice, el precio seguirá siendo el mismo año tras año y la persona que está de alquiler estará pagando de más por la vivienda en la que habita.
  • Que el valor del IPC sea positivo: En este caso, el incremento del precio del alquiler solamente podrá ser del 2%, aunque el IPC haya aumentado más durante ese año. En este caso, el dueño del inmueble estará perdiendo dinero.

Ahora ya sabes qué es el IPC y cómo se calcula su impacto en el alquiler. Por ello, si en estos momentos te estás planteando arrendar un piso o una casa. En caso de que esto último es tu objetivo, en Housfy Alquileres podemos ayudarte a con todo lo relacionado con el arrendamiento. Así, un equipo de expertos en la materia tramitará todo lo relacionado con esta actividad para que no tengas que preocuparte de nada . Además, te aseguraremos el pago de las mensualidades el día 15 de cada mes con nuestro seguro de impago alquiler.

INFÓRMATE GRATIS

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta