Claves para invertir en bienes raíces en España

invertir-en-bienes-raices

El sector inmobiliario tiene un crecimiento estable a lo largo de los años. Con lo cual, supone un gran peso en la economía española. Eso atrae a todo tipo de inversores y hace que invertir en bienes raíces sea una apuesta rentable pese a ser una inversión significativa. Por lo tanto, es común plantearse después de vender un piso invertir el dinero en inmuebles para evitar perder valor por la subida del coste de la vida y asegurar tu futuro y tu dinero. A continuación, te contamos las claves para invertir en bienes raíces en España de forma segura. 

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes

¿Qué son bienes raíces?

En primer lugar, debemos saber que cuando hablamos de bienes raíces, nos referimos a bienes inmuebles, es decir, activos que están unidos al suelo, ya sea jurídica o físicamente y, por lo tanto, no se pueden separar. 

Hablando en términos de contabilidad, se trata de activos fijos que pueden contar con mejoras o incrementos de valor en caso de reformarlos o modificarlos de alguna manera.  

Invertir en bienes raíces

Aunque no dispongas de mucho dinero para invertir, existen muchas posibilidades que podrían interesarte. Lo primero que tienes que hacer es plantearte cuál es el objetivo de tu inversión, cuánto quieres invertir y, después, cómo lo quieres amortizar; si pretendes obtener un beneficio a corto plazo o si, por lo contrario, lo que buscas es asegurarte un futuro a largo plazo.

Para poder calcular la amortización de tu inversión, es importante analizar los factores más importantes que influyen en el valor del inmueble.

Localización

La ubicación del inmueble es uno de los aspectos más relevantes a la hora de invertir y, si lo analizas detenidamente, puede traducirse en mayor rentabilidad a largo plazo. Estudiar el potencial de la zona es una de las claves a la hora de invertir en bienes raíces.

  • Atractivo singular. Las zonas turísticas o zonas con mercado de alquiler para jóvenes.
  • Potencial urbanístico. Las zonas en desarrollo en ciudades y pueblos en crecimiento.
  • Transporte público. Es decir, zonas bien conectadas y de fácil acceso.  

A largo plazo habrá que tener en cuenta la plusvalía municipal, es decir, el impuesto que afecta al incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana en el momento de transmisión. 

Demanda

La cantidad de bienes que son adquiridos por los consumidores en un tiempo determinado. Aplicado a la inversión de bienes raíces, hay que tener en cuenta el potencial del inmueble y, por lo tanto, si generará mayor rentabilidad debido a la alta demanda. 

La importancia de ver y analizar el mercado previamente a la inversión para minimizar los riesgos y considerar las mejores opciones. 

Tipos de inversión 

En el momento en el que decides invertir en bienes raíces, tienes que saber que existen muchos tipos, y que cada uno de ellos cubre unas necesidades diferentes.

Compraventa 

Comprar un inmueble y esperar a que se revalorice para venderlo. En este caso, hay que pensar en una rentabilidad a largo plazo, ya que los beneficios no son inmediatos. Además, hay que tener en cuenta los riesgos, pues no podemos dar nada por sentado. Asimismo, el propietario deberá asumir los impuestos por venta de vivienda. Uno de los posibles riesgos, es que en un futuro, cuando decidas vender el inmueble, la venta tarde en producirse o no llegue a darse siquiera. 

Comprar para reformar y vender

En este caso, hay una inversión significativa en el momento de compra del bien raíz y en los costes de la reforma. Se trata de una compraventa pero proporcionando un incremento de valor. Generalmente, se compran viviendas devaluadas por su estado, pero que tengan gran potencial. Es importante cuantificar los gastos de la restauración para calcular que el margen de beneficio posterior sea rentable.  

Comprar para alquilar

Es una de las formas más comunes de invertir en el sector inmobiliario, y más ahora que en España cada vez más gente recurre al alquiler. En el caso de las viviendas, es un método para obtener una renta a largo plazo. Por norma general, se requiere un préstamo hipotecario para financiar la compra, de modo que hay que hacer un balance de los ingresos. El flujo de caja positivo, se refiere a que los ingresos mensuales aportados por el inquilino sean mayores que los gastos de hipoteca, así como los de mantenimiento y otros impuestos. No obstante, te ofrecemos una serie de consejos para alquilar un piso.

Alquilar como alojamiento turístico

En el caso de ser propietario de una vivienda, esta es otra forma común de inversión. Alquilar tu inmueble para conseguir beneficios a corto plazo. Requiere una inversión en gestión y mantenimiento, sobre todo por el uso frecuente de la vivienda.

Fondos de inversión inmobiliarios

El fondo de inversión o REIT (Real Estate Investment Trust), es una sociedad que invierte en activos inmobiliarios, por lo tanto, es una manera de invertir indirectamente en bienes raíces, del mismo modo que ocurre en el momento de invertir en las acciones de una empresa. 

Crowdfunding inmobiliario

El mercado inmobiliario ofrece alternativas en caso de que no quieras asumir todo el coste de una propiedad, es decir, requiere de un capital inicial menor. El crowdfunding es una manera de juntar inversores para comprar un activo. Este método está cogiendo fuerza gracias a las plataformas que facilitan la conexión de inversores con las inmobiliarias.

Invertir en el sector inmobiliario es una decisión muy importante pero a la vez segura. En Housfy conocemos todos los riesgos que supone comprar una casa para obtener rentabilidad. Vender una vivienda obteniendo un mayor margen de beneficio es algo que requiere tiempo. Por este motivo, nuestros expertos inmobiliarios, te acompañan en todo el proceso para ayudarte a obtener más beneficios.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta