¿Cómo se realiza la liquidación de intereses?

liquidación-intereses

Solicitar una hipoteca en muchas ocasiones implica conocer una serie de conceptos del mundo financiero que se nos pueden hacer difíciles de entender si no formamos parte de este entorno. Uno de estos conceptos que necesitamos saber en qué consisten es la liquidación de intereses. Este es un proceso por el cual se adquiere el derecho a cobrar una cantidad determinada de intereses y, sobre todo, se dan productos como los depósitos a plazo fijo o los títulos de deudas públicas. Si quieres saber más acerca de este aspecto fundamental en el mundo hipotecario, sigue leyendo, te damos todos los datos a continuación.

¿Qué es una liquidación de intereses?

Como decíamos, la liquidación de intereses es un proceso por el cual se obtiene derecho a cobrar una cantidad concreta de intereses. Así, este se convierte en un procedimiento donde un activo pasa a líquido, es decir, a dinero.

De todas maneras, una liquidación de intereses, no sólo se aplica a depósitos y a deudas, sino que también se utiliza en otro tipo de productos financieros. En este ámbito sería el rédito que se obtiene a través de un depósito bancario y que es ingresado en la cuenta de un cliente en unos plazos que se han pactado con anterioridad.

En el caso opuesto, es decir, si se trata de una hipoteca, será el cliente el que tenga que pagar esos intereses al banco en los plazos que se hayan acordado previamente.

Periodo de tiempo en el que se liquidan intereses

La liquidación de intereses se realiza en un momento u otro dependiendo de las condiciones que indique por contrato cada entidad bancaria. Aún así, esta suele ser mensual, trimestral, semestral, anual o a vencimiento.

Es por ello que deberás acordar con tu banco qué tipo de interés (fijo o variable) aplicarás a tu hipoteca y cada cuánto tiempo tendrás que liquidar intereses.

¿Cómo se realiza?

Este proceso puede realizarse de varias maneras diferentes. Normalmente, este se hace de manera anual, aunque, es habitual verlo realizado en otros periodos de tiempo.

En productos de renta fija se aplica el cupón cero, el cual es una opción mediante la cual no se abonan intereses durante el plazo del depósito, abonando todos de golpe una vez venza el plazo. De todas formas, el cupón cero no es habitual en depósitos de plazo fijo, pero sí que se suele aplicar en situaciones de deuda pública.

También, si el cliente lo prefiere, se puede realizar una liquidación de intereses por adelantado. En esta opción, el banco paga una vez se ha realizado la imposición del depósito. Aunque, está en desuso y no hay muchos bancos que ofrecen hacerlo.

Así es cómo puedes calcular una liquidación de intereses

Los intereses de un préstamo se calculan a partir de su Tasa Anual Equivalente (TAE). Esta variable es un porcentaje de ganancia de una renta fija respecto al interés nominal. En este caso, la liquidación de intereses puede darse en diferentes periodos de tiempo. De esta manera, para poder calcular cómo liquidar unos intereses, tendremos que hacerlo a través de la fórmula siguiente, la cual aplica una fórmula matemática del Tipo de Interés Efectivo (TIE):

TIE = (1 + i / n) ^ n – 1

Donde “n” será el número de pagos realizados e “i” la tasa nominal del préstamo.
Realizar este cálculo es un proceso muy sencillo, como puedes ver, aunque, si quieres hacerlo aún más fácil. Puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de Housfy Hipotecas. Entre nuestros profesionales contamos con los mejores brókeres hipotecarios del sector financiero. Por ello, si necesitas que negociemos tu hipoteca por ti y obtener esa sin ningún tipo de preocupación ¡No dudes en contactarnos!

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta