Todo el mundo quiere negociar las mejores condiciones para su hipoteca y estas pasan por conseguir unos buenos intereses. Fijos, variables o mixtos, los hay de todo tipo y según el banco o quien gestione la operación pueden llegar a variar en más de un 1%. Un 1% puede parecer relativamente poco, pero cuando hablamos de préstamos tan elevados, la cosa cambia. Un pequeño cambio en los intereses hipoteca suponen una diferencia abismal de dinero al cabo de 30 años de pagar cuotas.

No pagues intereses de más por tu hipoteca

¿Qué es el cuadro de amortización?

Si estáis metidos de lleno en la búsqueda de hipoteca, os debería de sonar el término cuadro de amortización. Este famoso cuadro, no es más que una tabla donde salen todas las cuotas a pagar. En él se especifica que parte de la cuota va destinada a pagar la vivienda y que parte va destinada a realizar el pago del interés del préstamo hipotecario.

Un cuadro de amortización es útil para ver de una forma rápida lo que vas a pagar de intereses y cómo lo vas a hacer. Sin embargo, este cuadro sólo es veraz para hipotecas a tipo fijo. Al no variar los intereses hipotecas en toda la vida del préstamo se puede calcular con exactitud lo que vas realizar el pago. Por el contrario, en las hipotecas de tipo variable este cálculo es imposible. Ya que se tendrá que ir recalculando a medida que cambien los intereses aplicados.

¿Cómo se calculan los intereses hipoteca a pagar?

Todo banco puede darte un cuadro de amortización, y si no, tienes varias webs donde poder hacer el cálculo. Sin embargo, si quieres saber como calcular el interés que pagarás ahí va la demo:

Vamos a poner números fáciles. Supón una préstamo hipotecario de 100.000 euros a tipo fijo del 2% a 30 años. Con estos datos, la cuota que nos saldría a pagar sería de 369,62 euros al mes, unos 4.435,44 euros anuales. Pero ojo, en esta cuota están los intereses hipoteca más la parte que se destina a amortizar el préstamo. A medida que vayamos amortizando el préstamo el pago de intereses hipoteca será menor.

¡A la calculadora!

Que el banco te cobre un 2% de intereses hipoteca significa que pagarás el 2% de la parte pendiente de amortizar en cada cuota. Mirémoslo en nuestro ejemplo.

Intereses hipoteca

En nuestra primera cuota la parte pendiente de amortizar es la totalidad del préstamo. Esto son los 100.000 euros. Si calculamos el 2% de 100.000 euros nos da un total de 2.000 euros.

Estos 2.000 euros serían los intereses hipoteca anuales. Por lo que para descubrir los intereses que deberías realizar el pago aquel mes, se tendrá que dividir los 2.000 euros entre 12 meses que dura el año.  2.000 euros/12 = 166,67 euros. Estos 166,67 euros será lo que destinaremos a pagar en intereses del total de la primera cuota.

Lo que has amortizado, no es más que la parte de la cuota que no ha ido destinada a pagar hipoteca. Por lo tanto, para saber cuánto has amortizado el primer mes resta los intereses hipoteca a la cuota. Sería así: 369,2 euros – 166,67 euros =  195,53 euros.

Estos 195,53 euros son lo que hemos amortizado el primer mes. Por lo tanto ya nos quedarán sólo por pagar 100.000 euros – 195,53 euros = 99.804,47 euros. Ahora para calcular los intereses del segundo mes, tendrás que hacerlo todo igual, pero sólo con el 2% de 99.804,47 euros que es lo que nos queda por amortizar.

Intereses hipoteca: El pago definitivo

En nuestro ejemplo, al final del préstamo se acaban pagando un total de 33.063,01 euros en intereses hipoteca. Esto significa que el banco te ha dado 100.000 euros y al cabo de 30 años le devolverás 133.063,01 euros. Un 33% del precio de la vivienda en interés. Por ello, es importante negociar bien las condiciones de tu préstamo hipotecario. Y en esto, nuestro equipo de expertos, son los mejores. Consigue la mejor hipoteca y deja de pagar intereses de más.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍