Ventajas del alquiler con opción a compra para propietarios

alquiler-con-opcion-a-compra

Los propietarios también salen ganando con el alquiler con opción a compra, especialmente cuando se prevén bajadas en el precio de la vivienda. Puede ser que esto sea una buena manera de dar salida a tu inmueble en momentos en que la demanda se estanca. En Housfy somos expertos en todo tipo de operaciones inmobiliarias, por ello, te explicamos a continuación todas las ventajas de esta modalidad de alquiler.

¡Alquila seguro y cobra cada mes!0% morosidad. Nos hacemos cargo si el inquilino no paga

¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

Su funcionamiento es muy sencillo. El inquilino vive en tu piso pagando una renta mensual y puede decidir, pasado un tiempo, si desea comprar el inmueble. Si lo hace, las mensualidades pagadas se podrán descontar del precio final.

El contrato de alquiler con opción a compra debe atender tres datos básicos:

  • El precio de compraventa, que no podrá ser modificado posteriormente.
  • El plazo para ejecutar la compra. Pasado este plazo, el optante pierde su derecho de opción.
  • Una prima, no obligatoria pero recomendable, que paga el inquilino al propietario a modo de garantía por la futura transmisión.

Ventajas del alquiler con opción para los propietarios

Parece que el alquiler con opción a compra supone innumerables ventajas para el inquilino: tiene mucho más tiempo para encontrar un buen préstamo hipotecario, paga como si fuera un alquiler, aunque realmente está financiando poco a poco la compra del inmueble.

Pero el dueño también saca tajada con esta modalidad de alquiler. Te detallamos a continuación los pros del alquiler con opción a compra para el propietario.

1. Buena opción antes de una posible bajada de precios

El precio de compraventa no puede ser modificado una vez firmado el contrato de alquiler con opción a compra. Si el mercado apunta a un descenso del precio de la vivienda, este tipo de contratos juega un buen papel, ya que te puede asegurar un precio de venta más alto aunque el mercado se desplome posteriormente.

Además, en momentos de estancamiento de la demanda y con el euríbor por los aires, el comprador agradecerá un alquiler con opción a compra, pues es quizás la opción que le supondrá un menor esfuerzo para adquirir un inmueble. Por lo tanto, tendrás más oportunidades de dar salida a tu piso ante una gran demanda que decide esperar.

El proceso de compraventa de un piso suele ser más largo que el de un alquiler. Con un alquiler con opción a compra, el propietario obtiene beneficios más rápido por el piso sin esperar meses a formalizar la compra.

2. El inquilino cuidará el piso

A veces, los propietarios se preocupan por la manera cómo los inquilinos puedan tratar su inmueble durante un contrato de alquiler. En el momento en que hay opción de compra, se supone que el inquilino cuidará su futuro hogar, incluso si al final no lo compra.

3. Ventajas fiscales del alquiler con opción a compra

Un arrendador que opte por alquilar con opción a compra puede disfrutar de ventajas fiscales. En el caso de pisos en alquiler con opción a compra de particulares, primero se paga el IRPF por la concesión de la opción a compra, clasificado como renta general. Si finalmente se lleva a cabo la transmisión del inmueble, la cantidad de impuestos que se pague será inferior.

4. Mensualidades más altas

Ya sea que el inquilino acabe comprando el piso o no, ofrecer esta modalidad de alquiler a menudo da la oportunidad de cobrar mensualidades superiores y asegurar, pues, una mayor liquidez cada mes.

Algunas veces, además, puedes acordar que tan solo un tanto por ciento de la renta mensual vaya a cuenta del precio total del piso. Por ejemplo, si acordáis una renta de 500 € al mes al 50 %, unos 250 € se restarán del precio total y los otros 250 € quedan en concepto de alquiler puro y duro.

5. La prima como garantía

Pese a no ser obligatorio, es muy recomendable acordar el pago de una prima que te dé más garantías de que el interesado comprará la vivienda. Este es un buenísimo seguro de impago del alquiler, pues suele ser superior a las cantidades abonadas en virtud de fianza.

Además, el posible comprador agradecerá una prima porque suelen ser más bajas que la entrada que piden los bancos al solicitar una hipoteca. Y en caso de que la compra no se efectúe finalmente, el propietario se queda la prima, así que te aseguras más liquidez que con un contrato de alquiler ordinario.

También puedes optar por un alquiler con opción a compra sin entrada, pero la incertidumbre sobre la futura adquisición crece cuanto menos dinero de prima solicites.

¿Cómo pongo mi piso en alquiler?

Si has llegado hasta aquí, es porque estás convencido de poner tu piso en alquiler. Si no, ¡no estás solo! Lo mejor es consultar los servicios de gestión integral de alquileres de una compañía de profesionales que te puedan ayudar a encontrar la opción ideal para ti. En Housfy Alquileres disponemos de las herramientas y la experiencia necesaria para aconsejarte para que alquilar tu vivienda sea un éxito absoluto.

INFÓRMATE GRATIS

Calcula tu hipoteca online y gratis 📈Utiliza nuestro simulador de hipotecas y descubre la cuota mensual
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta