Os lo digo por experiencia propia. Después de tocar un instrumento durante más de 6 años seguidos en casa, tus amables y simpáticos vecinos, dejan de ser amables, simpáticos y en última instancia vecinos. Por un bien común y por tu supervivencia en la escalera, hoy en el blog aprenderás a insonorizar la habitación por tu cuenta.

El mito de los huevos

Seguramente habréis oído aquello de que se puede insonorizar una habitación únicamente con cartones de huevos. Esta afirmación es totalmente falsa, aunque si lo que buscas es acondicionar el sonido de tu habitación las hueveras sí que pueden ser útiles. 

¿Que diferencia hay entre acondicionar el sonido e insonorizar habitación? 

Cuando nos referimos a insonorizar una habitación lo que queremos es que la onda sonora no atraviese la pared. Para ello necesitamos materiales densos que impidan el paso de la onda que produce el sonido de un instrumento. 

El acero por ejemplo podría ser uno de estos materiales, pero es poco recomendable por un par de razones: En primera instancia es un material pesado y caro, por lo que si queremos instalarlo nosotros mismos nos quedaremos sin dinero y sin espalda. La otra razón es algo más técnica. El Acero y algunos otros materiales similares son muy densos pero no tienen capacidad de absorción. Esto implica que la onda sonora producida al tocar un instrumento, rebotaría constantemente en la pared produciendo un eco y un sonido insoportable. 

Si el material no absorbe parte de la onda sonora y sólo la expulsa hacia otro lado se puede producir un efecto eco. Quizás lo habréis podido oír en algunos conciertos al aire libre cuando el sonido choca contra los edificios y vuelve con retraso hacia el escenario. Por ello, para insonorizar una habitación se deben buscar materiales algo porosos a la vez que densos. De este modo, se logra reducir el rebote de la onda a la vez que no deja que el sonido pase a través de la pared.

Materiales para insonorizar habitación

Existen materiales específicos que se pueden encontrar en tiendas especializadas o on-line. Se tratan de placas de espuma para insonorizar. Un material que parece una mezcla entre una esponja y porexpan. Algo blando a la vez que denso. Suele ser de un grosor de entre 3 y 5 cm y no pesa en exceso. Su coste en comparación a otros materiales como el corcho, el vidrio, el plástico o la madera son bastante más económicos. Por ello, es una solución ideal para insonorizar tu habitación a bajo coste. No obstante, si de lo que no dispones es de tiempo y no de presupuesto. Deja en manos de Housfy la reforma de tu habitación y conviértela en tu deseado estudio

Insonorizar habitación

Puertas y ventanas

Las puertas y las ventanas son de los sitios por donde más se filtra el sonido. Un mal cierre y los materiales con lo que se han construido, que no están pensados para insonorizar, son los principales culpables de tal escape. Si realmente quieres insonorizar bien tu habitación, deberás de hacer la inversión más fuerte al reformar tu habitación. Los espejos dobles y los cierres herméticos son lo primordial. Pero si de momento no puede desembolsar tanto dinero para insonorizar tu habitación, procura que el material insonorizante quede lo más pegado a los cantos de puertas y ventanas. Si al cerrar rozan con la espuma evitarás que el sonido se filtre en exceso. 

Volvamos a los huevos

Una vez tengas la habitación insonorizada prueba de tocar. El sonido no deja de ser una vibración que se transmite por el aire. La falta o no de obstáculos a la onda hará cambiar el sonido de tu instrumento. De bien seguro que acústicamente no es lo mismo tocar en una sala de 5m2 que en una de 10m2 aunque se hayan insonorizadas del mismo modo y con los mismos materiales. Es aquí donde entran los huevos. La reverb de la sala y el eco, se verán influenciados por el relieve de las hueveras, prueba de ponerlas en una pared y ver el cambio. 

Ya sabes cómo solventar el problema del ruido en tu vecindario. La simpática vecina volverá a serlo y nunca más tendrás problemas con la comunidad. Seguramente no será así. Al fin y al cabo continúan siendo vecinos. Pero seguramente habremos resuelto uno de los puntos más conflictivos. Ahora enciende el ampli, enchufa el jack y a darle al volumen, rockstar!     

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍