Okupas en Barcelona, el temor de los propietarios

okupas-en-barcelona-el-temor-de-los-propietarios-de-vivienda

El tema de los okupas en Barcelona es de vital importancia, tanto es así que en 2021 fueron 5.689 las viviendas asaltadas. Y es que este hecho puede interferir a la hora de vender una vivienda en Barcelona. Desde Housfy, por eso te ayudamos en la venta de tu casa en tan solo 60 días. Todo ello de forma online para que ahorres tiempo y dinero. ¡Te esperamos!

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes

¿Qué es la ley okupa?

La nueva ley okupa o también llamada antidesahucios está implementada para atender la necesidad urgente de la situación de okupas en Barcelona. Una situación critica que empeora cada vez más según los datos contabilizados, la comunidad autónoma de Cataluña encabeza la lista con un 42 % del total de viviendas ocupadas.

Esta normativa consiste en fomentar alquileres sociales para evitar la inminente perdida de la vivienda habitual de miles de familias. Es decir, su propósito es detener los desalojos de las personas que se encuentran en una situación de exclusión social. 

La manera de hacerlo es proporcionar de forma sostenida seguridad en el hogar a personas que haya sufrió situaciones de riesgo de perdida de la vivienda habitual a través de los alquileres sociales.

En muchos casos esta intrusión en la vivienda ocurren cuando se intenta vender un piso en Barcelona, dificultando este proceso a los propietarios y a las agencias, llegando en muchas ocasiones a paralizar la venta si no se toman las medidas oportunas en dichas circunstancias.  

¿A quién afecta?

Los perjudicados ante esta nueva legislación son las empresas financieras, ya que deberán cumplir con esta condición de manera obligatoria. También, a los particulares que posean más de 15 viviendas o las empresas que tengan más de 10 pisos deberán ofrecer un alquiler social. Al mismo tiempo, estos alquileres serán por una duración determinada que dependerá si se trata de particulares, bancos o empresas. 

¿Cuánto tiempo tienes para echar a los okupas en Barcelona?

La actuación inmediata frente a los okupas en Barcelona es crucial para la rápida recuperación del inmueble. De manera que, tendrás que poner en marcha una serie de acciones y para ello es importante saber cuánto tiempo tienes para echar a un okupa. 

Cabe destacar que cuando la propiedad ocupada es tu propiedad habitual se considera un allanamiento de morada. Sin embargo, cuando la vivienda es una segunda residencia que no habitas usualmente se considera usurpación. 

El tiempo que establece la jurisprudencia, existe un plazo de un máximo de 48 horas durante el cual se entiende que la ocupación es un delito de allanamiento de morado. En este periodo la policía podrá entrar en la vivienda y expulsar a los okupas en Barcelona.  

¿Qué tipo de vivienda suelen ocupar?

Los casos de okupas en viviendas particulares son menos frecuentes, pero si se dan suelen ser en segundas residencias. Donde la estancia es periódica, dejando la propiedad vacía durante temporadas. Por otro lado, la mayoría  de las viviendas que más asaltan suelen pertenecer a bancos o grandes empresas, que también suelen estar vacías.

¿Puedo cortar los suministros de la vivienda?

Normalmente, podrías pensar que la acción de cortar los suministros de la vivienda serviría para hacer marchar a los okupas de la propiedad. Pero nada más lejos de la realidad, y es que proceder a suspender los suministros supone incurrir a un delito de coacción. Este se regula en el artículo 172.1 del Código Penal, lo que puede derivar a una pena de prisión de seis meses a tres años o una multa de 12 a 14 meses.

¿Cómo recupero mi vivienda que ha sido ocupada?

Lo primero que debes hacer es llamar a la policía e informa de la situación. Después, y según la ley 5/2018, más conocida como ley de desahucio exprés, si denuncia en 48 horas se podrá considerar anillamiento y no usurpación. Siempre y cuando la propiedad tenga la condición de morada.

A partir de este momento cuentas con dos alternativas: la vía penal y la vía civil, esta última es la que recoge la comentada ley. 

Vía civil

Esta suele ser en teoría el procedimiento más rápido. El okupa está obligado a demostrar en un plazo de 5 días hábiles el justo título de la vivienda. Es decir, un contrato de alquiler u otro título que muestre que la casa es de su propiedad. Posteriormente, el desalojo o desahucio puede efectuarse en un plazo de 30 días.

Además, para aplicar esta medida necesitarás contar con un abogado y un procurador. El primero puede suponer un coste de 500 € y el segundo unos 250 €. 

Vía penal 

A través de este trámite el tiempo para recuperar el inmueble suele ser mucho mayor, ya que por las distintas fases y los diferentes juzgados que intervienen. Siendo el de instrucción el que investiga y el penal el que ejecuta. Otro aspecto a tener en cuenta es que en la demanda debe de aparecer el nombre de la persona, es decir, del okupa.

Como ya sabes, las viviendas que están en desuso son el principal objetivo de los okupas en Barcelona. Por este motivo, si eres propietario y es tu caso la mejor opción es vender rápido una casa, así podrás obtener unas ganancias extras y evitar futuros problemas. 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta