Con la llegada del otoño es importante empezar a proteger nuestro jardín. Ya se ha acabado la temporada de verano, y ya es hora de empezar a guardar todos los muebles de jardín. Con las lluvias y el frío es muy común que se empiecen a estropear, siempre recomendamos invertir en buenos muebles pero si aún así no los cuidas, de poco servirá. Así que vamos a ver cómo proteger los muebles de jardín para este otoño.

Encuentra tu casa con jardín para el otoño

Consejos claves para cuidar tus muebles de jardín

Protege tus muebles

Un cobertizo puede salvar tus muebles, es una buena forma de asegurarte que están bien conservados. Pero somos conscientes que según que muebles sean no podemos guardarlos tan fácilmente, ya sea por su tamaño o por su peso. Pero para los muebles más pequeños o plegables es la mejor opción

Si no siempre podemos pasar al plan B: fundas protectoras. Las fundas protectoras son una gran forma de conservar los muebles, existen de muchos tamaños, formas y materiales. Las hay de más resistentes y de más simples. Siempre recomendamos invertir, lo barato sale caro, y no sólo es la funda sino que el mueble entero se estropearía por ahorrarte algo de dinero.

Los materiales más resistentes

Si vas a comprar muebles de jardín, debes saber que tanto el plástico como el aluminio son los materiales más resistentes para tu jardín. El único mantenimiento que necesitan estos materiales son agua y jabón, una buena limpieza y como nuevos. Además los muebles de plástico tienen la gran ventaja que muchas veces son plegables, por lo que guardarlos será mucho más fácil.

La gran desventaja es que no se caracterizan precisamente por lo bonitos que son, sino por su practicidad. Aún así, si buscas bien puedes encontrar piezas bonitas y estilosas para tu jardín aunque sean de plástico o aluminio.

Muebles de jardín

Muebles de jardín

Para presumir hay que sufrir: los muebles de jardín más bonitos

Los muebles más bonitos acostumbran a ser los más delicados de mantener: madera y fibras naturales.

Los muebles de jardín de madera y el invierno no son una buena combinación, el frío y la humedad malmeten el material. Es por eso que deberemos tenerlos siempre bien cuidados y ser precavidos, octubre es el mes ideal para empezar con los cuidados:

  1. Limpia con jabón neutro el mueble.
  2. Una vez se haya secado el mueble, lo lijaremos para eliminar el moho y los líquenes.
  3. Aplicaremos un barniz especial para muebles de madera, para protegerlo de la exposición al exterior.

Estos son los pasos principales y esenciales para cualquier proceso de protección de muebles de madera. Pero a parte, también se aconseja revisar los tornillos y cambiarlos en caso de que estén oxidados, guardarlos en fundas y luego ya almacenarlos. Antes de almacenarlos lo mejor es dejarlos que se sequen por completo después de todo el tratamiento.

Las fibras naturales en muebles de jardín también son un material delicado. Antes de nada los limpiaremos aspirando todos los rincones para eliminar cualquier rastro de polvo, ya que esta suciedad junto a la humedad es lo que fomenta la aparición de moho. Después, procederemos a limpiar con agua y jabón neutro y finalmente, una vez secado, aplicaremos una capa de protector por la superficie.

El hierro es de los peores materiales que podrías escoger, no es ni estético ni fácil de mantener. Tienes que prestar especial cuidado para que no se oxide.

Ahora ya sabes todo lo necesario sobre el cuidado de los muebles de jardín. Aprovecha estas primeras semanas de otoño para seguir disfrutando del jardín sin el calor de verano y con los paisajes otoñales.

Encuentra tu casa con jardín para el otoño

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍