¿Qué pasa si el contrato de arrendamiento es verbal?

que-pasa-si-contrato-de-arrendamiento-es-verbal

El contrato verbal no es muy común al alquilar una vivienda, pero lo cierto es que hay quien lo utiliza. Ahora bien: ¿es una forma de contrato válida, legal? ¿Y qué pasa si el contrato de arrendamiento es verbal? Lo sabrás en seguida. 

¿Es válido un contrato de arrendamiento verbal?

Aunque a algunos les pueda sorprender, el acuerdo verbal es un concepto bien definido y aceptado por el derecho y la legalidad. ¿Qué contrato se puede hacer de forma verbal? No cualquiera, pero el de arrendamiento sí. 

Pese a todo, las obligaciones básicas que todo inquilino y propietario deben cumplir son las mismas para cualquier contrato de arrendamiento, sin importar que sea verbal o escrito. Por ejemplo, el arrendador debe garantizar la habitabilidad de la vivienda, y por lo tanto, ha de reparar las averías que la comprometan. 

Por lo que sí, un contrato de arrendamiento puede ser verbal, pero debe respetar las condiciones básicas de cualquier contrato de alquiler. 

⬇️⬇️⬇️

¿Es recomendable realizar un contrato de arrendamiento verbal?

¿Cuántas veces no has oído decir que “las palabras se las lleva el viento”? Pues eso es lo que pasa si el contrato de arrendamiento es verbal, que las palabras puede llevárselas el viento, o un olvido malintencionado. 

Seguro que también conoces más de un caso de trifulcas entre propietarios e inquilinos. La mayoría de veces, el problema se debe al incumplimiento de una cláusula del contrato, o a interpretaciones distintas de un apartado. Si el contrato es escrito, existe la posibilidad de remitirse al texto para confrontar la situación conflictiva con lo que en su momento se acordó. 

¿Pero qué pasaría si el contrato fuera verbal? La palabra de uno contra la de otro, y resolver esa clase de situaciones siempre es muy difícil. 

Entonces ¿realizar un contrato verbal de arrendamiento no tiene más que inconvenientes?

Tampoco es eso. Lo cierto es que un contrato verbal de alquiler también tiene sus ventajas. La principal de ellas, que son más ágiles y más sencillos que uno por escrito. Si se quiere cambiar una cláusula, basta con hablarlo. 

La situación en la que un acuerdo verbal tiene más sentido es cuando existe una confianza muy sólida entre inquilino y arrendador. Pero ni siquiera eso es una garantía suficiente. Lo mejor, si se hace un acuerdo verbal, es registrarlo con una grabadora, ya que incluso la memoria de un testigo puede fallar. 

Aun así, desde Housfy te recomendamos encarecidamente que realices un contrato por escrito. La seguridad que proporciona a ambas partes es mucho mayor, y ahorra olvidos involuntarios o intencionales.   

⬇️⬇️⬇️

Alquila tu piso con la máxima seguridad

Housfy es una inmobiliaria digital que te ofrece distintas clases de seguridad. 

Ponemos a tu disposición, gratuitamente, una calculadora de rentabilidad del alquiler para que te asegures de que tu arrendamiento será provechoso. Y colaboramos con compañías aseguradoras para ofrecerte un seguro de impago del alquiler por el que, si no pagas tú, lo hacemos nosotros. 

Además, nuestro equipo de Housfy Alquileres se encarga de todo. Publica el anuncio del piso, aplica diversos filtros para encontrar inquilinos solventes y se pone en contacto con su equipo de industriales seleccionados para reparar cualquier tipo de avería. Definitivamente, alquilar tu vivienda nunca había resultado tan seguro. 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta