Seguro de alquiler denegado: ¿qué hacer en estos casos?

seguro-de-alquiler-denegado-que-hacer-en-estos-casos

Cómo es normal en cualquier proceso inmobiliario pueden surgir problemas o algún que otro tipo de complicación. Un ejemplo de ello es alquilar un piso, por todo lo que implica, papeleo, inquilino, asuntos relacionados con el inmueble… Ya no hablamos de los trámites que se han de realizar sino de la relación entre propietario e inquilino durante el arrendamiento. Es por eso es mejor contratar un seguro de impago de un piso en alquiler, para tu tranquilidad ante cualquier tipo de situación complicada que pueda suceder. Pero, seguro de alquiler denegado, entonces ¿cuáles son las alternativas? Desde Housfy, te ayudamos con todos los aspectos de tu alquiler, haciendo que obtengas el máximo rendimiento, ¡Empieza ahora!

¡Alquila seguro y cobra cada mes!0% morosidad. Nos hacemos cargo si el inquilino no paga

La necesidad de contratar un seguro de alquiler

La duración de un arrendamiento puede durar años, por lo que es lógico que en ese periodo ocurran imprevistos relacionados tanto con el inquilino como con el estado de la propiedad. Seguramente una de las grandes inquietudes por parte de los propietarios sean los impagos de la renta del alquiler. Que puede acarrear graves consecuencias si no se actúa de forma rápida y precisa.

Para prevenir este tipo de situaciones lo mejor es alquilar un piso de forma segura. La manera de hacerlo es a través de un seguro de alquiler para tener la seguridad de estar protegido en estos casos. Ofrecen el asesoramiento de expertos en alquileres que se encargará de todas las gestiones, para que no tengas que preocuparte por nada. 

¿Qué ventajas tiene un seguro de alquiler?

Cada vez más este tipo de seguros es la alternativa más recomendable para proteger tu inmueble. Y es que son muchas las ventajas que proporciona un seguro de impago de una vivienda alquilada

Solucionan problemas vinculados con el alquiler, con el arrendatario o incluso inconvenientes que estos puedan tener con las comunidades de vecinos. También, garantizar recibir las mensualidades por un periodo de tiempo, resolver un desacuerdo con el inquilino sobre quién debe pagar una reparación, etc. Además, los gastos de abogados, procuradores o tasas quedan garantizados.

Puedes escoger las coberturas que mejor se adapten a tus necesidades, para que a la hora de alquilar una vivienda estés protegido. Te mostramos las más comunes que ofrecen los seguros de impago de alquiler: 

  • Adelanto de las rentas de alquiler por impago, normalmente, cubren hasta 12 meses.
  • La defensa y reclamación en caso de incumplimiento de contrato.
  • La indemnización por actos vandálicos al continente.
  • Gastos de cerradura y cerrajero en caso de desahucio.
  • Defensa de responsabilidad penal.
  • Los gastos de abogados, procurador y tasas incluidas en cualquier gestión relacionada con el alquiler.
  • Servicio de atención jurídica telefónica para resolver cualquier duda legal. 

Seguro de alquiler denegado, ¿qué opciones tengo?

Si te encuentras en este supuesto en el que seguro de alquiler denegado, pero quieres tener asegurado los ingresos percibidos por el arrendamiento, otra opción es el aval bancario. 

Un aval bancario es un tipo de arrendamiento en el que hay un compromiso por parte de un tercero, por lo general, una entidad financiera o un bien puesto como garantía ante una situación de impago para alquilar una propiedad. Es el inquilino quién se tiene que encargar de toda la gestión y asumir el coste que conlleva.

Funciona de forma muy similar al un seguro de impago de alquiler para propietarios, ya que en caso de que el arrendatario no pueda hacer frente a los pagos, el banco o la persona avalista tendrá responder y hacerse cargo de la deuda. Es por esto que lo más común es que perciban, en el caso de las entidades, una enumeración en concepto de pago por dicho servicio. 

¿Cómo conseguir un aval bancario para el alquiler?

Conseguir un aval bancario puede resultar una tarea algo complicada para el inquilino, porque en muchas ocasiones la aprobación de este tipo de operaciones están sujetas a unas condiciones concretas. Aunque estas, variarán en función del prestador, pero normalmente suelen estudiar y analizar la capacidad de pago, el historial financiero y el contrato de alquiler en cuestión. 

Existen una serie de pasos que tienes que tener en cuenta:

  1. Acudir a una entidad bancaria.
  2. Solicitar un aval bancario, y entregar toda la documentación relacionada para efectuar el trámite.
  3. Aceptar las condiciones que el banco ofrece, generalmente, realizar un depósito de entre tres y seis meses de la renta del alquiler.
  4. Conocer las comisiones y los intereses asociados al aval bancario. Suelen ser comisión de gestión, la formalización del aval y el porcentaje sobre el importe del aval o riesgo trimestral.
  5. Una vez aceptadas las condiciones, es el paso de firmar el contrato donde se recoja dicha información.
  6. Finalmente, el aval bancario para el alquiler es facilitado al propietario de la vivienda a arrendar.

Asegura tu alquiler con los mejores expertos 

Como ves, tienes varias posibilidades para alquilar una casa y estar tranquilo y protegido frente a las diversas situaciones que se pueden dar durante todo el arrendamiento. Desde Hosufy confía en el mejor equipo de expertos para llevar toda la gestión integral de tu alquiler y así ahorrarte tiempo y trámites. Buscamos al mejor inquilino para ti, y realizamos un estudio de solvencia económica. Todo ello para garantizarte que recibas los ingresos de tu arrendamiento. También, a través de nuestra plataforma podrás calcular la rentabilidad de tu alquiler de forma online y rápido. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡adelante!

INFÓRMATE GRATIS
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta