Gentrificación en Barcelona: ¿Pérdida de una identidad?

gentrificación-en-Barcelona

La gentrificación es una problemática con la que lidian los vecinos y vecinas de los barrios de algunas de las grandes ciudades de Europa. Este es un fenómeno al que es difícil poner una solución desde los Ayuntamientos de estas urbes. Una de las ciudades más afectadas por la gentrificación es Barcelona, donde a causa de este fenómeno se generan complicaciones sobre el precio de la vivienda como la revalorización de los inmuebles, haciendo que sea más difícil vender una vivienda. En nuestro artículo te contamos todos los detalles sobre la gentrificación en Barcelona y una de sus consecuencias más graves, la pérdida de la identidad en sus barrios.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes

¿En qué consiste la gentrificación en Barcelona?

La gentrificación en Barcelona es un fenómeno que consiste en la rehabilitación de un barrio de esta ciudad, el cual tiene como consecuencia un abandono de los vecinos de esa zona por otros nuevos de un nivel económico mucho más alto. Este abandono se provoca a causa de la revalorización de la vivienda en estos barrios. Este hecho hace que aquellos que habitaban la zona durante toda la vida no puedan permitirse pagar los nuevos precios por sus viviendas.

Esta problemática es causada, en parte, por el turismo masivo que recibe la capital catalana, el cual genera un impacto en la red comercial de estos barrios, haciendo que cierren los comercios locales y se reemplacen por tiendas de grandes marcas o comercios dirigidos solo a aquellos que visitan la ciudad.

Consecuencias de la gentrificación en Barcelona

La gentrificación genera una serie de efectos negativos en los barrios donde la sufren. Se tarta de consecuencias que van desde las subidas de precio en los inmuebles que comentamos anteriormente, hasta el exceso de pisos turísticos. Además, de las incidencias derivadas por este tipo de inmuebles como los problemas acústicos o de convivencia.

La pérdida de identidad de los barrios barceloneses

A causa de la instalación de nuevos vecinos de un nivel económico superior, se obtiene como resultado una pérdida de identidad de estos barrios. Una vez se trasladan estas personas ajenas a esta zonas se obtiene como resultado una pérdida de la esencia de estos barrios. Además, de la cultura y la autenticidad de estos puntos de las ciudades.

Esto es lo que sucedió hace años en el barrio barcelonés de El Raval, donde desde la instalación del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), este barrio del Casco Antiguo de la Ciudad Condal ha recibido la apertura de locales de ocio de moda y cadenas hoteleras. Este hecho provocó que los comercios del barrio tuvieran que cerrar. De esta manera, los vecinos que habían vivido allí durante años se tuvieron que marchar a causa de la imposibilidad de pagar precios tan elevados por sus viviendas en el que se había convertido en el barrio “de moda” de Barcelona.

La situación vivida en el Raval es la que se ha repetido en otros barrios de la misma ciudad. Son un ejemplo de esta situación la Barceloneta, el Gótico o, más recientemente, el Poblenou con la instauración del distrito 22@ que ha atraído la instalación de oficinas de empresas internacionales.

La normativa municipal para parar la gentrificación

Uno de los barrios más afectados por la gentrificación en Barcelona es el barrio de Gràcia. A causa de la situación, ya insostenible, el ejecutivo de la Ciudad Condal, liderado por la alcaldesa Ada Colau, presentó un Plan Urbanístico del Barrio de Gràcia para pararla.

En este Plan Urbanístico se pretende derribar decenas de negocios y viviendas para crear zonas verdes y garantizar una vivienda a un precio asequible. También, a destinar un 30% de los pisos y casas de obra nueva a vivienda social. Este Plan no han sido bien recibido por algunos sectores. Sobre todo por aquellos que trabajan en una agencia inmobiliaria en Barcelona, los cuales han rechazado estas medidas presentadas por la alcaldesa.

Estas medidas contrastan con las de otras ciudades europeas, como París, donde su Ayuntamiento aprobó una medida mediante la cual se delimitaban las zonas que experimentaron una tendencia a la gentrificación. En ellas el Ayuntamiento de la ciudad tenía el derecho de tanteo y retracto de las viviendas que se ubican en estos puntos. Así, el ejecutivo de la urbe era el primero en poder escoger comprar un inmueble que salía a la venta tras negociar el precio con el propietario de este.

Con esta situación el panorama que se dibuja para vender una vivienda o alquilar un inmueble es mucho más difícil a causa de este fenómeno. Si quieres vender tu piso rápido en Barcelona, lo mejor es que confíes en expertos inmobiliarios. Ellos pueden informarte de toda la legislación en términos de vivienda y te ayuden a establecer un buen precio por tu vivienda

En Housfy te ayudamos con todos los pasos que quieras dar con tu hogar en Barcelona. Ya sea vender, comprar o, incluso alquilar una vivienda. En caso de que vayas a rrendar, gracias a nuestros servicios destinados en exclusiva a propietarios, como la gestión integral de alquileres en Barcelona, te será mucho más sencillo encargarte de tu vivienda y tu inquilino.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta