Vender un piso es una de las tareas más importantes con las que nos encontraremos en nuestra vida. Una propiedad inmobiliaria representa una parte significativa del patrimonio de una familia y, como tal, se le tiene que destinar mucho mimo a su venta para hacerlo en el mínimo tiempo y obteniendo el máximo importe posible. 

Esta tarea puede parecer aún más compleja si ya tienes un inquilino alojado en tu piso. Si no quieres (o puedes) dar por finalizado dicho arrendamiento, ¡no te preocupes! Hoy en día muchos inversores buscan pisos a la venta con inquilino. Eso sí, hay ciertos pasos que debes dar para encontrar al comprador perfecto.

Te asesoramos sobre cómo vender tu piso en 60 días

1. Explícale la situación al inquilino antes de vender el piso alquilado

Una vez has tomado la decisión de vender el piso con inquilino lo primero que debes hacer es concertar una visita con tu arrendatario para plantearle la situación:

  • Sé claro sobre tus razones: disfrazar la verdad sólo hará que a la larga no confíe en ti ni te facilite las cosas.
  • Ponle las cosas fáciles: acuerda los mejores momentos para hacer visitas, los procesos que seguiréis e intenta que requiera poco tiempo por su parte.
  • Explícale los siguientes pasos: cuándo irá un fotógrafo a hacer fotos del piso, cómo preparará la casa para recibir a los compradores, etc
  • Establece una forma de contacto: acuerda con tu inquilino una forma de comunicaros que no sea intrusiva pero resulte ágil. El whatsapp sería lo idóneo.
  • Dale feedback: si los compradores dan feedback positivo del piso, házselo saber o da las gracias.

Colaborar con tu inquilino hará que la venta del piso alquilado sea mucho más sencilla y la sensación de triunfo cuando vendas será compartida.

Vender Piso Alquilado Inversor

2. Reúne los datos que te preguntará el inversor para vender el piso con inquilino

Una persona que compra piso para invertir es alguien que va a preocuparse de conocer absolutamente todos los números relacionados con la vivienda. ¿Qué será lo más importante que querrá saber?

Sobre el estado del piso y sus características

  • Las medidas detalladas del piso: especialmente m2 construidos y m2 útiles
  • La altura y orientación
  • Si el edificio tiene ascensor o zonas comunes de interés
  • El año de construcción y las últimas reformas que ha tenido el piso
  • La certificación energética, especialmente de cara a futuras reformas
  • Sus espacios exteriores: patios, balcones o terrazas
  • Qué incluye: mobiliario, electrodomésticos, plaza de parking, etc

Sobre la rentabilidad del piso con inquilino

  • Potencial del barrio donde está ubicado el piso: cercanía del centro, futuras construcciones cercanas, supermercados, etc
  • Cuál es el perfil del/los inquilinos vigentes
  • ¿Tienen animales actualmente en el piso?
  • Qué precio de alquiler se está cobrando mensualmente al inquilino
  • Cuánto se abonó de fianza
  • Cuándo se firmó el alquiler y cuándo será la próxima revisión
  • Qué se acordó en el contrato de alquiler: limpieza y pintura del piso al irse, plazo de preaviso, etc
  • Cuánto se paga de gastos de comunidad y de IVI
  • ¿Existen futuras derramas previstas del edificio? 

Si estás preparado cuando el comprador te pregunte, incluso si te anticipas a sus preguntas, tus posibilidades de vender el piso con alquiler incluido se incrementarán notablemente.

Vender Piso Alquilado Housfy

3. Cuida la parte visual de tu piso alquilado

Un inversor puede ver más allá de la estética de un piso. Muchas veces el comprador tendrá por objetivo adquirir la vivienda en mal estado, por un precio bajo, y después reformarla para poder alquilarla o venderla de nuevo por un precio muy superior.

Sin embargo, cuando vendes un piso arrendado, probablemente el objetivo del inversor a corto plazo no será reformar. Se tratará más bien de una inversión inmobiliaria perfecta para quienes buscan rentabilidad asegurada y sin invertir tiempo. Por tanto, la forma de atraerles será doble: que los números sean aceptables a corto plazo y, además, que el piso tenga potencial de ser aún más rentable a medio plazo debido al barrio y las características del piso en sí.

Para que el comprador pueda visualizar el potencial del piso no está de más echarle una mano. Acordaremos un día con el inquilino para realizar fotos con luz, con el piso limpio, sin fotos o artículos personales y sacando el máximo potencial a cada habitación.

4. Encuentra a un comprador sin pagar comisiones de agencia 

Y llegamos a la parte más importante: encontrar a los compradores interesados en nuestro piso alquilado. Como habrás deducido ya a estas alturas de la guía, es la tarea más difícil. 

Tradicionalmente los usuarios han acudido a las agencias y estas les han cobrado comisiones que oscilan desde el 3 % al 7 %. Esto implicaba que, para un inmueble de 300.000 €, las inmobiliarias podían llegar a cobrarte hasta 21.000 € en comisiones. 

En este punto surge Housfy como una revolución tecnológica del sector inmobiliario. Housfy ofrece una tarifa plana fija de 3.990 € y trabaja a éxito, solo pagas si vendes tu piso. Eso significa que, para el ejemplo antes mencionado, el ahorro sería de 17.010 €!

Empieza hoy y vende tu piso con Housfy

Lectura recomendada:  Cédula de habitabilidad: toda la información que necesitas saber

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!