La cancelación registral hipoteca es un paso imprescindible y necesario antes de ponerse a vender piso. La no cancelación es el mayor y más común de los hándicaps e impedimentos para cerrar una venta. Para que esto no suceda, te contamos qué es la cancelación registral, para qué sirve y qué pasos hay que seguir para llevarla a cabo.   

Paga lo menos posible por tu hipoteca

¿Qué es la Cancelación registral hipoteca?

La cancelación registral hipoteca es un trámite que se debe realizar para que nuestro préstamo hipotecario se de por pagado ante notario. Pese a que terminar de pagar la hipoteca te libra de obligaciones con el banco, si no se ha cancelado seguirá apareciendo con cargas en el registro de la propiedad. Por ello es tan importante no olvidarse de realizar este último paso. 

Para entenderlo de un modo más fácil. Del mismo modo que un gol válido no lo es hasta que el VAR lo confirma, tampoco podemos considerar la hipoteca como finalizada sin la escritura de cancelación. Sí, cierto, es un mero trámite. Como también lo es que ese pequeño trámite nos podrá librar de muchos dolores de cabeza en cuanto queramos vender piso o de firmar una nueva hipoteca.

¿Qué pasos hay que seguir?

Para obtener la cancelación registral hipoteca tienes dos opciones. La primera será más cara y puede dilatarse más en el tiempo, Sin embargo, te olvidarás de preocupaciones ya que será tu banco quien se encargue de los trámites. Por el contrario, con la segunda deberás seguir estos pasos que te contamos a continuación: 

  • Solicitar el certificado de saldos de deuda cero: Este documento, que deberás pedirlo al banco, certifica que tu hipoteca está saldada. Se otorga al finalizar de pagar la última cuota o al liquidar la hipoteca anticipadamente. 
  • Obtener la escritura de cancelación: Con el certificado de deuda cero en mano, deberás acudir a un notario que será el encargado de darnos la escritura. Una vez la tengamos un apoderado del banco la deberá firmar. 
  • Rellenar el modelo del impuesto de actos jurídicos documentados: El tercer paso a realizar tiene que ver con hacienda. Para poder seguir adelante se deberá rellenar el modelo 600 de la agencia tributario. No obstante, este trámite está exento de pago. 
  • Excursión al registro de la propiedad: Una vez rellenado el modelo 600 y con la escritura de cancelación firmada deberás entregarlo todo al registro de la propiedad y rellenar el formulario de levantamiento de carga. 
  • Esperar: Como dice el refrán las cosas de palacio, van despacio. Cuando todo esté presentado la confirmación de la cancelación puede alargarse más de dos semanas. Será el propio registro quien se encargará de avisarte cuando todo esté listo. 

Esperar cancelación registral hipoteca

¿Cuánto hay que pagar por la cancelación registral hipoteca?

El coste total de cancelación puede variar en función de varios aspectos. Lo que sí que es seguro es que haciendo los trámites por tu cuenta vas a pagar mucho menos que dejándolo en manos del banco.  

Do todos los trámites que debes hacer para obtener la cancelación definitiva una vez pagada la hipoteca, sólo deberás pagar en dos de ellos. Como hemos dicho el Impuesto de Actos jurídicos documentados está exento de pago, y el banco está obligado a entregarte el certificado de deuda cero sin hacerte pagar por ello. En definitiva, sólo deberás de pagar los costes de notaría y de registro de la propiedad. 

Los gastos de notaría dependen de la tarifa que aplique el notario al que acudas. No obstante, la ley marca que el precio mínimo a cobrar para tal trámite será de 90€. De todos modos, lo más común es que los gastos puedan superar fácilmente los 150€. Los gastos de registro también están regulados por ley, pero son de solo 25€. 

Lectura recomendada:  Cancelación hipoteca: el fin de una etapa

El precio de la tranquilidad

En total, los gastos para tramitar la cancelación registral hipoteca pueden estar alrededor de los 200€ e incluso superarlos. ¿Pero qué son 200€ en comparación al precio que has pagado por tu casa? A nadie le gusta pagar porque sí, pero dar por muerta una hipoteca no tiene precio.

Cómo ves, hay veces en las que pagar puede salir más barato que no hacerlo. El factor tranquilidad es esencial, y al igual que estarás más tranquilo una vez cancelada tu hipoteca, también lo estarás si dejas que nuestro equipo de hipotecas se encargue de encontrar las mejores condiciones cuando quieras firmar un nuevo préstamo.     

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍