Cuando nos lanzamos a pedir una hipoteca, debemos tener varias cosas en mente y una de ellas es conocer la diferencia entre TIN y TAE. Estas son las definiciones de las diferentes referencias oficiales establecidas por el Banco de España:

TIN o Tipo de Interés Nominal: El tipo de interés que usan las entidades bancarias que refleja el pago de intereses. Esta cifra debe constar en los contratos de depósitos, préstamos, créditos o hipotecas. Un porcentaje fijo que se establece como la cantidad que el cliente paga a la entidad financiera por el dinero prestado.

TAE o Tasa Anual Equivalente: Este interés no solo incluye el tipo de interés nominal del crédito que queremos solicitar sino que también suma el plazo de la operación y las posibles comisiones que cobran las entidades financieras. Un indicador que muestra el coste o la ganancia de un producto, totalmente fiable y completo para los clientes en el momento de usar un comparador de hipotecas

Consigue financiación al 100%

¿Cómo funciona el TIN?

Como hemos comentado anteriormente, el TIN es el tipo que las entidades financieras usan y muestran en sus contratos para establecer el pago de los intereses por el dinero prestado en un plazo determinado.

Si has solicitado una hipoteca, el TIN mensual se calcula sumando el Euribor al diferencial establecido por la entidad financiera.

TIN%= Euribor + diferencial

Este indicador no tiene en cuenta ningún otro gasto relacionado con la operación, únicamente es el tipo de interés que se ha pactado con el banco por el préstamos acordado. Y, es necesario recordar que a diferencia de la TAE hipoteca, el TIN no tiene por qué ser un indicador anual, puede ser mensual.

El TIN y las hipotecas

Las entidades financieras conceden préstamos hipotecarios a aquellas personas que quieren adquirir una vivienda pero no tienen ahorros disponibles para pagar la cuantía total del inmueble. Los bancos conceden a sus clientes hipotecas con unas condiciones fijas y un TIN fijo o condiciones variables con un TIN compuesto por la suma del Euribor y el diferencial establecido por el banco.

¿Cómo funciona la TAE?

Este indicador se calcula a través de una fórmula matemática accesible a todo aquel que la quiera consultar. Este tipo de interés tiene en cuenta el tipo de interés nominal de la operación, el plazo de los pagos (si son mensuales, trimestrales, semestrales, anuales,…), las comisiones de los bancos por la amortización hipoteca o cancelación y los gastos de la operación, incluso la comisión de apertura.

TAE y los préstamos hipotecarios

En el cálculo de la TAE de las hipotecas no se incluyen algunos costes como notaría, seguros o productos vinculados. Eso sí, los bancos tienen la obligación de informar a los consumidores de este indicador y dejarlo reflejado claramente en los contratos y en las promociones publicitarias.

¿Cuáles son los usos del TIN y TAE?

A la hora de contratar cualquier producto financiero podrás ver estos indicadores. No solo en productos financieros así como préstamos, créditos, financiación o refinanciación de deuda o hipoteca, sino que también en productos de inversión como depósitos a plazo fijo, cuenta ahorro o fondos de inversión. Es importante ser conocedor de todos los gastos, productos vinculados, comisiones e intereses del producto que vayas a contratar. Además, el incumplimiento de alguno de los requisitos marcados puede suponer una penalización en el interés o un TAE negativo.

En este breve vídeo te explicamos al detalle cuales son los gastos más comunes al contratar una hipoteca:

¿Cuáles son las diferencias entre TIN y TAE? 

Las diferencias entre estos dos indicadores, TIN y TAE, son los siguientes:

  • El TAE da al cliente información financiera.
  • El TIN no cuenta con una medida temporal en la que tener referencia.
  • El TIN es un tipo de interés fijo mientras que para calcular la TAE se incluyen el tipo de interés nominal, comisiones, gastos, entre otros.
  • Con la TAE podemos comparar ofertas de las distintas entidades financieras y nos da más información sobre lo que recibiremos con un depósito y lo que pagaremos por una hipoteca.

¿TIN o TAE? ¿En qué debo fijarme como cliente?

Los productos financieros están asociados a estos dos tipos de intereses y conocerlos bien es importante para no llevarnos sorpresas en un futuro ya que estas cifras afectan a nuestra remuneración y pagos.

El TIN funciona como un indicador informativo pero con poco valor para el consumidor ya que no incluye algunos datos como comisiones o plazos que sí tiene en cuenta la TAE. Por ello, este último indicador nos da una vista más completa de cuánto nos dará un depósito o cuánto nos costará un crédito.

La TAE es un indicador excelente para comparar ofertas. En concreto para saber si el banco le está ofreciendo unas buenas condiciones y poder comparar hipotecas o depósitos de otras entidades. Desde el año 1990 el Banco de España obliga a dar a conocer este dato a sus clientes en contratos, en la información de la precontratación y en la publicidad de los productos financieros, entre otros.

Como dato importante tenemos que decirte que la diferencia entre TIN y TAE es más grande en los préstamos personales que en las hipotecas.

Resumiendo, como cliente debes fijarte más en el indicador TAE que en el TIN, ya que el primero es un indicador mucho más completo y mucho más seguro.

Hipotecas con buenas condiciones

Cuando vayas a contratar una hipoteca ten en cuenta estos indicadores para poder así seleccionar la mejor hipoteca para tu perfil económico. No solo debes mirar el TIN, también debes mirar el TAE de una hipoteca ya que te ofrece una visión más real de tu préstamo hipotecario o depósito.

En Housfy podemos ayudarte a calcular la hipoteca que mejor se ajuste a ti, uno de nuestros expertos hipotecarios te asesorará sin compromiso. Gracias a nuestros acuerdos con los principales bancos nacionales podemos ofrecerte ofertas con condiciones exclusivas. Estamos seguros que podemos encontrarte la mejor hipoteca para ti, ¿comenzamos?

solicita información sobre tin hipoteca

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍